Paul Koudounaris_Cultura Inquieta17

La Belleza de la Muerte, Santos de las Catacumbas fotografiados por Paul Koudounaris.

Un cazador de reliquias ha levantado la lápida en una macabra colección de esqueletos con incrustaciones de joyas de 400 años de edad, desenterrados de iglesias de toda Europa.

El historiador del arte Paul Koudounaris ha fotografiado docenas de esqueletos en algunos de los más herméticos centros religiosos del mundo.
Miles de esqueletos fueron desenterrados de las catacumbas romanas en el siglo XVI y se trasladaron a ciudades de Alemania,Austria y Suiza siguiendo órdenes del Vaticano.
Fueron enviados a iglesias católicas y monasterios para reemplazar las reliquias destruidas,en torno al año 1500, a raíz de la Reforma protestante.
Confundidos con los restos de los primeros mártires cristianos, las reliquias, conocidas como los Santos de las Catacumbas, fueron convertidas en santuarios para recordar los tesoros espirituales de la vida futura.
También eran símbolos de la nueva fuerza de la Iglesia Católica en áreas que previamente eran protestantes.
Cada uno fue cuidadosamente decorado con miles de libras de oro, plata y piedras preciosas por sus devotos fieles, antes de ser exhibidos en los nichos de las iglesias.
Fueron venerados como santos, aunque ninguno de ellos reunía los requisitos para el título, según las estrictas reglas de la Iglesia Católica que exigen que los santos hayan sido canonizados.

Pero en el siglo XIX se habían convertido en recordatorios mórbidos de un pasado vergonzoso y muchos fueron despojados de sus honores y se desecharon.

Paul Koudounaris_Cultura Inquieta16Paul Koudounaris_Cultura Inquieta18Paul Koudounaris_Cultura Inquieta12Paul Koudounaris_Cultura Inquieta2Paul Koudounaris_Cultura Inquieta10Paul Koudounaris_Cultura Inquieta20Paul Koudounaris_Cultura Inquieta13Paul Koudounaris_Cultura Inquieta15Paul Koudounaris_Cultura Inquieta19Paul Koudounaris_Cultura Inquieta14Paul Koudounaris_Cultura Inquieta11