Viajar con niños pequeños en muchas ocasiones no es tarea fácil. Siempre quieren ser el centro de atención, suelen tener poca paciencia, y sus ritmos y horarios no coinciden con los nuestros. En tales circunstancias compaginar un viaje familiar con la afición a la fotografía no es tarea fácil, pero también es posible conseguir buenas fotografías que apacigüen nuestra pasión, aunque evidentemente habrá que hacer ciertos sacrificios.

1.- Levántate temprano.

Deja que el resto de la familia duerma o disfrute de los dibujos animados antes del desayuno mientras consigues la mejor luz del amanecer en un paseo fotográfico.

golden_05

2.- Regala a tus hijos unas cámaras compactas básicas.

Haz que se involucren en hacer fotos. Dependiendo de su edad asígnales un tema para fotografiar ese día, unas pistas que buscar, objetos que fotografiar de un color especifico, etc. Eso les dará un reto y un entretenimiento, y al final del día podrás divertirte con las fotografías que han tomado tus hijos, e incluso descubrir un talento en ellos.

Kid_7

3.- Incluye a tus hijos en las fotografías.

Si te encuentras en el extranjero, trata de captar algunos momentos espontáneos en vez de hacerles posar en frente de un monumento. Es más interesante tener una foto de los niños comiendo un perrito caliente o corriendo por Central Park que tenerles posando con la Estatua de la Libertad al fondo.

Bad Weather_26

4.- Trabaja rápido.

No puedes esperar que alguien que no sea aficionado a la fotografía (niño o adulto) espere paciente detrás de ti cada 15 minutos para que tú compongas la foto perfecta. Ellos también están de vacaciones.

Mantente un tiempo apartado de la cámara. Un tiempo dedicado sólo a la familia. Tener un recuerdo juntos es lo que realmente importa.

5.- Los niños pueden ser muy útiles si quieres fotografiar desconocidos.

Puedes parecer menos amenazador a los extraños a la hora de pedirles hacerles un retrato si tienes un par de niños a tu lado. Esto también puede ayudar a tus hijos a apreciar las diferentes culturas.

good portrait 13

6.- Planifica un día sólo para ti.

Si aparte de los niños viajas con otro adulto (su madre o su padre) puedes negociar con esa persona para conseguir un día libre. Tu consigues un día libre para hacer fotos y a cambio ellos consiguen un día divertido también. Estate dispuesto también a devolver el favor en los mismos términos.

Equipement_07

7.- No pongas tus expectativas demasiado altas y estate dispuesto a llegar a un compromiso.

Tus hijos no serán siempre niños y tú tendrás ocasión de realizar más viajes fotográficos. Mientras tanto, disfruta cada momento de tus hijos, con o sin cámara.

· en Trucos e ideas. ·